· 

El theremin ante nuestra percepción

Por Víctor Estrada

 

Introducción

Van pasando los años y parece que fue ayer cuando empecé a interesarme por el theremin, esto sucedió en el 2004. Desde entonces se han acumulado horas de investigación y estudio; conferencias, conciertos, festivales y espectáculos; clases, consejos y reuniones con importantes thereministas y, mi faceta como pedagogo.

 

Gracias a todas esas actividades he conversado con multitud de personas sobre este instrumento, las que hacían su primer acercamiento al theremin me solían (y suelen) hacer una serie de preguntas muy peculiares y recurrentes desde el punto de vista de un thereminista. Esto demuestra la gran rareza que es el theremin y como nuestra percepción tiene problemas para entenderlo.

 

Este artículo es para dar a conocer estas cuestiones y, sobre todo, ahorrarme repetir una y otra vez las mismas respuestas.

¡Es un instrumento musical!

Es obvio pero hay personas que lo ven más bien como un aparato. El theremin es como todos los instrumentos: tiene su tesitura, articulaciones y dinámicas; mecánica de ejecución, técnicas y demandas posturales, es decir, como todos los instrumentos del mundo y de la historia, por lo cual:

 

Hay conocer, aprender y practicar esos recursos para poder interpretar obras, y para eso hay dos opciones:

  • La forma imprevisible y lenta: autodidacta
  • La forma tradicional y directa: con un profesor

Con una sola clase o asistiendo a un taller (los famosos “workshops”) no se puede aprender ningún instrumento. En ocasiones se me presentan personas que hacen una clase, me invaden con preguntas y creen ya tienen base para espabilarse solas. No, el theremin, para tener un nivel respetable, hacen falta años de conocimientos y práctica, esa es la realidad.

 

 

¡No es un electrodoméstico!

Me he encontrado numerosos casos en los que me llama alguien que se acaba de comprar un theremin y me pregunta: ¿podríamos quedar algún día y me explicas como va eso del theremin?

 

El theremin no es como un utensilio que te explican las instrucciones y ya se sabe como funciona, me remito a lo dicho en el tema anterior.

 

 

¡No sirve para hacer coreografías!

Otro tipo de personas, las que se dedican a actuaciones con coreografías o acciones artísticas (performance), están convencidas de que se puede gesticular, moverse libremente o teatralizar mientras interpretamos con un theremin. En una ocasión, durante la grabación de un vídeo, el director me criticaba de que !me movía muy poco mientras tocaba!

 

Con el theremin no. Este se podría considerar como el instrumento más estático de la historia. Supongo que el problema son muchas fotografías de promoción donde salen algunos thereministas con posturas peculiares y artísticas.

 

Otra cosa es que con el theremin se estén ejecutando técnicas menos estáticas como son los glissandos libres o algunos efectos peculiares, quitando eso, el thereminista tiene que moverse milimétricamente.

 

 

¡Hay que seguir un orden!

Siempre me preguntan si con el theremin puedo utilizar procesadores de sonido (popularmente se les llaman pedaleras) o algún tipo de efecto, a veces parece como una prioridad urgente del alumno.

 

Claro que sí, cualquier cosa que suene es susceptible de ser procesada pero… ¿No es mejor primero preocuparse de saber tocar el theremin? Otra cuestión: ¿No es suficientemente bonito el sonido del theremin?

 

Yo soy del pensamiento que el theremin tiene que sonar a theremin. Si en una grabación escucho un sonido que no suena a theremin, ¿como puedo saber que es un theremin? Ese sonido lo tocas con un teclado y así no te complicas tanto la vida.

 

 

¡No hay truco!

Esto ya es para personas muy inocentes pero es una realidad.

 

Cuando un intérprete de theremin está tocando no está “moviendo hilos” ni haciendo el sonido “con la boca”. Increíblemente me lo han comentado muchas veces e incluso contentos de que habían descubierto el ¡truco del theremin!

 

 

¡Su física de funcionamiento pertenece a nuestro universo!

Esto que voy a explicar parece increíble pero es otra realidad.

 

En varias ocasiones han contactado conmigo personas que están convencidas de que la fuerza de la mente o lo que ellos llaman “energías” intervienen en la mecánica del theremin. Quieren utilizar el instrumento para sus grupos de meditación o para entrar en estados anímicos especiales.

 

No, el theremin es más simple y terrenal, para sonar utiliza la física que se enseña en las universidades. Lo único espiritual es lo que pueda aportar el músico a nivel creativo o de interpretación.

Otras preguntas recurrentes:

¿Hace falta tener theremin para aprender a tocarlo?

Cuando un profesor escucha esa pregunta tiene que controlar sus instintos, es una pregunta muy habitual. Se les puede responder con otra pregunta: ¿Puedo ir en bicicleta sin bicicleta? ¿Tomar el sol de noche?

Para un músico parece una pregunta alucinante pero cada año me encuentro con este caso. ¿La razón?, supongo que como no se entra en contacto con el theremin más de una persona percibe que se puede empezar a estudiarlo sin tenerlo o algo parecido.

 

¿Son peligrosas las “ondas” del theremin?

Tranquilidad, el electromagnetismo no es un invento humano, forma parte de la naturaleza. La potencia electromagnética del theremin es comparable a la de un rudimentario receptor de radio. Hay aparatos que utilizamos diariamente muchísimo más potentes y siguen siendo inocuos.

 

Me he comprado un theremin muy barato llamado “Theremini” y quiero ser un virtuoso del theremin.

Vuelve a la tienda y que te lo cambien por un Etherwave Standar. El Theremini, a parte de tener un sonido muy digital, es más un juguete que un instrumento serio. Si fuera más grande para colocar el cuerpo y brazos correctamente le podríamos haber dado una oportunidad.

 

¡Me gusta la ciencia ficción y el cine de terror! ¡Quiero tocar el theremin!

Este caso no es peligroso pero el theremin no nació para la ciencia ficción ni el terror.

En gran parte es un mito urbano, la inmensa mayoría de sonidos “thereminísticos” de series y películas son interpretados con teclados, eso sí, los casos reales hay que reconocer que son de primer nivel, léase: “Ultimatum a la tierra”.

 

¿Cómo son las partituras para theremin?

Parece increíble pero esta pregunta es típica de muchos músicos profesionales.

Lo que suena en un theremin se puede escribir en notación musical, el theremin es un instrumento musical: tiene tesitura, articulaciones y dinámicas.

Escribir comentario

Comentarios: 0